BLOG

Innovación para flotas

Lo último en gestión de flotas y seguridad

Un parque móvil envejecido, pero actualizado con la tecnología Mobileye podría evitar miles de accidentes

05.01.2020 Fleet Safety,Telematics

Como es sabido, los coches nuevos son, por lo general, más seguros que los coches antiguos, entre otras cosas, porque incluyen elementos de seguridad activa y pasiva – en muchos casos, obligados por nuevas normativas-, que los coches con más años, no tienen. Esto se traduce en un menor riesgo de resultar gravemente herido o muerto en un siniestro vial. Y, como muchos de ellos también incluyen, ya, sistemas de protección a los vulnerables -como la frenada autónoma, el airbag para peatones, la carrocería de deformación programada…- no solo resultan más seguros para el conductor y los ocupantes de dicho vehículo nuevo, sino también para el resto de usuarios, con quienes comparten la vía.

Pero España, desafortunadamente, cuenta con uno de los parques móviles más antiguo de la UE y los últimos datos ofrecidos por ANFAC muestran que el problema va a peor, en lugar de mejorar: la edad media del parque aumentó hasta los 12,4 años, en 2018, y se da por hecho que, en los próximos años, la antigüedad seguirá aumentando hasta alcanzar los 13 años de media, en 2022. En Francia, Alemania, Austria, Reino Unido, Irlanda y Noruega la edad media del parque está en torno a los 9 años.

Ante esta fotografía y el hecho de que, desde 2008 -año en que la crisis económica se acentúa y que nos lleva a recordar que, en 2007, la antigüedad media del parque español se situaba en 8 años-, la situación económica ha desfavorecido la renovación del parque móvil, a lo que, actualmente, se suma la incertidumbre de qué pasará con el modelo que se adquiera ahora -ante las etiquetas ecológicas y las restricciones a los contaminantes-, cabe preguntarse cómo podríamos mejorar este problema, relacionado con la seguridad del vehículo. Tendríamos, por tanto, que plantearnos si existen, hoy por hoy, soluciones eficaces y asequibles, que cosechen notables resultados en materia de seguridad, en la carretera o en las calles, y ayuden a suplir muchas de las carencias de estos coches más antiguos, que, en comparación con los nuevos, no cuentan con los últimos sistemas o elementos de seguridad activa y/o pasiva.

ADAS y vehículos antiguos ¿Es posible?

Efectivamente, los sistemas de asistencia a la conducción (ADAS) de Mobileye pueden instalarse en postventa, de manera sencilla, en casi cualquier vehículo, convirtiéndose en la solución ideal para mejorar la seguridad de un coche antiguo o menos nuevo, en carretera y en ciudad. La tecnología de prevención de accidentes de Mobileye ofrece, en posventa, este sistema avanzado de asistencia a la conducción, que utiliza los algoritmos y chips EyeQ integrados en muchos de los modelos nuevos. De hecho, casi 50 millones de vehículos, en todo el mundo, utilizan la tecnología Mobileye, con planes de implementación en más de 300 modelos, de cerca de 30 marcas de fabricantes de automóviles.

Por lo tanto, las eficaces soluciones de Mobileye continúan integrándose en muchos de los nuevos modelos de automóviles que salen al mercado, pero también pueden ser la mejor solución para actualizar su vehículo, por una fracción muy reducida de lo que cuesta un coche, autobús, furgoneta… nuevo. Y ofreciendo unos resultados, que pasan por un notable descenso de siniestralidad y, por tanto, de todas las consecuencias económicas y humanas que conllevan los accidentes de tráfico. Sin olvidar que estos sistemas también logran una reducción del consumo de combustible; un gasto innecesario de mantenimiento por una colisión o alcance; pérdidas económicas porque el  coche quede inoperativo y, además, una mejora de los hábitos de conducción, hacia comportamientos más seguros.

Y es un equipo técnico formado y capacitado, quien se encarga de la instalación, calibración y personalización de esta tecnología en su vehículo. Es importante, además, tener en cuenta que esta tecnología no se conecta físicamente al motor u otros sistemas del automóvil, por lo que no compromete, en ningún caso, su funcionamiento. También hay que señalar que el vehículo no tomará medidas correctivas o accionará el freno ante el aviso de una alerta, sino que es el conductor quien debe valorar dicha alerta y actuar en caso necesario, para evitar un accidente.

¿Cómo logra su objetivo esta tecnología avanzada de prevención de accidentes?

Los sistemas ADAS de Mobileye funcionan gracias a un sistema visual impulsado por inteligencia artificial (IA) y avisan al conductor, en caso de encontrase en una situación de posible peligro, con el tiempo suficiente de reacción. En resumen, esta tecnología alerta de determinados riesgos -que se corresponden con las principales causas de siniestralidad-, a tiempo para recuperar la atención del conductor o mostrarle una situación de peligro, que no había percibido, y evitar, así, un posible accidente o atropello.

Por lo tanto, esta tecnología de prevención de accidentes controla continuamente la carretera y analiza los riesgos de colisiones frontales, las salidas no intencionadas del carril, las aproximaciones peligrosas al vehículo delantero y los riesgos para peatones y ciclistas.

Eficacia de los ADAS

Según concluye un informe reciente de la DGT, “La influencia de los ADAS en la seguridad vial ha quedado demostrada por numerosos estudios y casos de estudio sobre flotas reales”. En este estudio se llega a afirmar que “la tecnología de asistencia a la conducción actual permitiría, en caso de una implantación generalizada en la flota de vehículos nacional, evitar o mitigar la severidad de los accidentes en un 57%; evitar una cifra de 51.000 siniestros y sus consecuencias tanto sociales como económicas”.  

Las cifras concretas que desvela este informe sorprenden por la espectacular mejora que podría suponer actualizar la flota general de vehículos con sistemas ADAS, pues el estudio señala que podrían reducir a la mitad las cifras actuales de la siniestralidad vial en España, es decir, podrían ahorrarse 850 muertes, 4.500 heridos, 50.000 accidentes y 4.300 millones de euros en asistencia sanitaria, al año.

Ante estos datos, cabe preguntarse por qué esperar para apostar por este tipo de tecnología avanzada de prevención de accidentes, tanto a título personal como desde las instituciones y administraciones públicas. La tecnología de Mobileye puede resultar una herramienta extraordinaria para perseguir el objetivo “Cero Víctimas”, extendido en los principales países de la Unión europea.

Contacte con nosotros para obtener más información sobre cómo incorporar Mobileye en su flota.


Want to learn more?
Subscribe to our newsletter:

Thanks for Subscribing!