BLOG

Innovación para flotas

Lo último en gestión de flotas y seguridad

Prevención de accidentes y conducción nocturna

29.03.2020 Collision Avoidance

Los datos de sieniestralidad de 2018 de la NTSB (National Transportation Safety Board o, en español, Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, de Estados Unidos) arrojaron, recientemente, una combinación de buenas y malas noticias. Por un lado y como parte positiva, la cifra total de fallecidos por accidentes de tráfico había descendido un 2,4% pero, desgraciadamente, esta buena noticia del descenso de muertes entre los ocupantes de vehículos, llegaba acompañada de un 3,4% de aumento en el número de peatones muertos así como de un incremento del 6,3% de ciclistas fallecidos en un siniestro vial.

Y, lo que resultaba aún más sorprendente es comprobar las estadísticas de muertes en horario noctruno: según la NTSB, las tasas de mortalidad aumentaron, todavía más, por la noche, alcanzando un aumento del 4,6% para los peatones y del 9,2% para los ciclistas. Por su parte, las cifras de 2017, publicadas en marzo de 2019, mostraron que el 76% de los peatones muertos en colisiones, perdieron la vida al anochecer.

En cuanto a España, la cifra total de víctimas mortales de 2018 (últimos datos cerrados a 30 días, en carreteras y zonas urbanas) sumó 1.806 fallecidos, lo que supuso un descenso: en este caso del 1,3% respecto a 2017, según datos de la Dirección general de Tráfico (DGT). Sin embargo -y como en Estados Unidos-, los usuarios vulnerables llegaron a alcanzar el 48% del total de fallecidos por accidente de tráfico - con 386 peatones muertos; 58 ciclistas y 421 motoristas-, un 2% más que en 2017. Y cabe destacar que, en vías urbanas, el 81% de los falllecidos fueron usuarios vulnerables.

Parece claro, por tanto, que proteger a los peatones, ciclistas y motoristas debe ser una prioridad, especialmente de noche. Y, el primer paso, es formar y educar a los conductores para mejorar su conducción nocturna y hacerla más segura. Con esto en mente, hemos reunido una lista de consejos, con los pasos a seguir por los conductores, para ayudar a mejorar, así, su conducción cuando no hay luz diurna, y proteger, al tiempo, a los usuarios vulnerables y a sí mismos.

1)      Mantenimiento y limpieza: mantener los faros y el parabrisas limpios ayuda, notablemente, en su visión nocturna. Es importante tener en cuenta que una ventana puede parecer limpia de día y sin embargo, después del anochecer, aparecerán marcas o rastros de suciedad, que impidan una visión perfecta en carretera. Un truco recomendado por Popular Mechanics es limpiar el parabrisas con papel de periódico y tener cuidado de no tocarlo -ni ningún espejo- con la mano, pues la piel presenta cierta grasa o aceites, que pueden manchar los vidrios y afectar a la visión nocturna.

2)      Atención: muchos damos por hecho que, si los faros delanteros funcionan, todo está fenomenal, y si no, se reemplazan y… ¡solucionado!. Sin embargo, el mantenimiento de los faros tiene un efecto significativo en la conducción nocturna. Un informe de 2018 de la American Automobile Association mostró que los faros sucios o amarillentos generan solo el 20% de la luz que produce un faro nuevo. La decoloración es causada por la luz solar y puede afectar, significativamente, a la forma en que se ve el trayecto por la noche. Por lo tanto, no solo verifique si sus faros alumbran, asegúrese de que funcionen bien.

3)      Evidente: uno de tus grandes enemigos cuando conduces de noche es la luz, generalmente el resplandor y, por tanto, el deslumbramiento, causado por los faros de otros conductores. Esto es especialmente así, cuando los conductores que se aproximan olvidan cambiar las luces largas. Según la National Highway Traffic Safety Administration (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras), estos deslumbramientos "pueden crear una dispersión dentro del ojo similar a la que se experimenta al mirar a través del vidrio empañado o del humo, lo que hace que los objetos sean más difíciles de ver". Y, según indica WorldSafety2018 la forma de combatir esto es asegurarse de no mirar directamente a estos faros que se aproximan y desplazar la mirada hacia las marcas de la derecha de la carretera (o izquierda en los países de conducción del lado izquierdo). Esta organización también señala que, si las luces de su salpicadero son demasiado brillantes, esto puede afectar, del mismo modo, en su visión nocturna. Por lo tanto, asegúrese de que estas luces estén ajustadas correctamente, lo que le permitirá ver, de forma apropiada, las indicaciones del salpicadero, sin interferir en su visión.

4)      Conducición con somnolencia: reconozcámoslo, la mayoría de nosotros asociamos oscuridad con sueño, lo que significa que conducir somnoliento representa un peligro real por la noche. La National Sleep Foundation (NSF) señala que hay tres momentos frecuentes en que ocurren la mayoría de las colisiones o aquellos sustos cercanos a una colisión y dos de estos se corresponden con períodos en los que la mayoría de las personas duerme: entre la medianoche y las 2 a.m. y las 4 a.m. Y, para los conductores comerciales, los riesgos pueden ser particularmente graves: la NSF señala que quienes realizan turnos, como conducir hasta altas horas de la noche, son especialmente vulnerables a la somnolencia, al igual que aquellos con apnea del sueño. Por su parte, la Federal Motor Carrier Safety Administration (Administración Federal de Seguridad de Autotransportes) patrocinó un estudio, realizado por la Universidad de Pennsylvania, que encontró que casi un tercio de los conductores comerciales sufren de apnea del sueño. La NSF da una serie de recomendaciones para evitar conducir con sueño, entre las más importantes está, por supuesto, dormir bien antes de un largo viaje al volante.

5) Evitar accidentes de tráfico nocturnos: resulta fundamental ayudar y respaldar a los conductores, ante todos los desafíos que encuentran de noche. En los últimos años, los sistemas de prevención de accidentes han demostrado su eficacia en la protección a los conductores y, al tiempo, a otros usuarios de la carretera.

Si bien los sistemas como el Mobileye 6 han sido efectivos para detectar vehículos por la noche, el recientemente lanzado Mobileye® 8 Connect ™ ha agregado, a sus prestaciones, la detección nocturna * de peatones y ciclistas. Este sistema escanea, constantemente, la carretera y el trayecto y alerta al conductor de la presencia de cualquier obstáculo localizado. Por supuesto, esta tecnología nunca se cansa, se adormece o se distrae. Estas alertas pueden dar, a los conductores, el tiempo necesario para evitar un siniestro vial o mitigar sus consecuencias.

Contacte con Mobileye para obtener más información sobre cómo proteger su flota y a sus conductores, de día y de noche.

* El sistema puede funcionar incluso con una luz extremadamente baja, pero no en la oscuridad total. Las especificaciones y limitaciones exactas se establecen en el manual del usuario correspondiente.

Want to learn more?
Subscribe to our newsletter:

Thanks for Subscribing!