Skip to main content

Los sistemas de asistencia a la conducción salvan vidas… Y ahorran combustible

Cuando la compañía estadounidense DISH Network Corporation USA incorporó el sistema de prevención de accidentes de Mobileye en su flota en 2016, sus expectativas eran principalmente tres: mejorar la seguridad de sus conductores; reducir el tiempo de inactividad de los vehículos y disminuir el riesgo de posibles demandas de responsabilidad ante un siniestro vial. Pero lo que no esperaban era un aumento en el ahorro de combustible, de hasta un 2%.

El combustible representa, de promedio, el 21% del coste marginal de una flota, por lo que los mencionados datos de ahorro resultan significativos. La cuestión ahora es, ¿cómo se logra exactamente ahorrar en combustible al actualizar una flota con un sistema de prevención de accidentes?

Uno de los principales componentes del sistema de prevención de accidentes de Mobileye es la monitorización y alerta de distancia de seguridad (HMW, por sus siglas en inglés). Esta tecnología escanea constantemente la carretera, monitorizando la distancia entre vehículos en segundos. Cuando el conductor deja de respetar la distancia de seguridad, la HMW advierte al conductor con alertas visuales y sonoras.

En resumen, esta alerta se activa antes de que el conductor corra peligro, lo que permite tomar medidas preventivas sin tener que llegar a una situación crítica, o tener que tomar medidas de emergencia. Por ejemplo, si un conductor distraído se acerca demasiado al vehículo de delante, recibe una alerta que le permite reducir la velocidad suavemente, con tiempo y espacio, en lugar de abalanzarse al pedal del freno. Porque un frenazo brusco va casi siempre acompañado de un acelerón, y son estas, precisamente, dos de las principales causas de un aumento del consumo de combustible.

De hecho, de acuerdo con el Departamento de Energía y Protección Ambiental de los EE.UU. (US Department of Environmental Protection Energy), evitar una conducción agresiva -que incluye exceso de velocidad, frenadas bruscas y aceleraciones-, puede reducir el kilometraje de gasolina hasta en un 40%, en las retenciones de tráfico. Gamma Technologies realizó un estudio comparando dos simulaciones: en una de ellas, un vehículo seguía a otro sin respetar la distancia de seguridad; mientras que en la segunda simulación, el vehículo que circulaba siguiendo a otro respetaba una distancia segura. Los resultados sorprendieron a los ingenieros, pues se constató una caída del 3% en el consumo de combustible, solo por mantener la distancia de seguridad.

Y un beneficio adicional de la alerta HMW es que, a medida que los conductores adquieren experiencia en el uso de esta tecnología mejoran sus hábitos de conducción, anticipándose a las alertas y actuando con antelación para evitarlas. Esto se traduce en aún menos frenazos bruscos, lo que incrementa, incluso más, la eficiencia en el consumo de combustible.

Por supuesto, este ahorro en combustible se suma a los innumerables beneficios de los sistemas de prevención de accidentes: una flota más tiempo operativa, menos probabilidades de responsabilidad ante un siniestro y, lo más importante, la capacidad de mantener seguros al volante a los conductores de su equipo.

Descubra aquí cómo incorporar los sistemas de prevención de accidentes de Mobileye en su flota