Skip to main content

Demostrado, los sistemas postventa de prevención de accidentes de Mobileye mejoran el comportamiento del conductor

El Instituto de Seguros de Seguridad en las Carreteras de Estados Unidos (The Insurance Institute of Highway Safety, IIHS), en un trabajo conjunto con Mobileye, ha llevado a cabo, recientemente, un estudio del sistema de prevención de accidentes Serie 6 de postventa de Mobileye. Durante este estudio, los vehículos de 21 trabajadores de IIHS fueron equipados con la tecnología serie 6 de Mobileye y se realizó una segmentación entre los que trabajan en áreas urbanas y aquellos que recorren zonas rurales.

El sistema de prevención de accidentes serie 6 de Mobileye incluye:
1. Alerta de colisión frontal: alerta a los conductores  ante una colisión inminente con el vehículo de delante.
2. Alerta de colisión de peatones y ciclistas: alerta al conductor  ante un atropello inminente a un peatón o ciclista.
3. Alerta de distancia de seguridad: para alertar a los conductores si se acercan demasiado al vehículo que les precede.
4. Alerta de cambio de carril involuntario: advierte a los conductores cuando se desvían de su carril sin señalizarlo.
5. Alerta de velocidad: indica a los conductores Cuando sobrepasan el límite de velocidad de la vía..

Para establecer el punto de partida del comportamiento de los conductores, la tecnología Mobileye funcionó cuatro semanas en modo silencioso Durante este periodo se recopilaron  datos de las alertas sin advertir a los conductores de ninguno de sus posibles errores al volante. El estudio se prolongó otras ocho semanas, durante las cuales estos sistemas de prevención de accidentes se activaron por completo.

Las conclusiones del estudio de IIHS no dejan lugar a dudas  en cuanto al éxito y eficacia de estos sistemas: la cantidad de alertas  emitidas por el Sistema  se redujo en ambas zonas  entre un 30% y un 70%, y un 62% de los conductores aseguró que la tecnología Mobileye les había ayudado a mejorar su conducción y hacerla más segura.

Como hemos mencionado, el estudio examinó dos tipos de conductores -en entornos urbanos y rurales-, por lo que  es interesante resaltar  que estas mejoras se dieron en ambos contextos. Las cifras relacionadas con la alerta de colisión frontal disminuyeron un 45% en el caso de los conductores en zonas rurales y un 30% en entornos urbanos, a lo largo del período analizado. En cuanto a las alertas de salida involuntaria de carril, disminuyeron un 54% en zona rural y un 70% en  entorno urbano, y las tasas de alerta de distancia de seguridad cayeron un 63% (rural) y un 39% (urbano). Por tanto, se experimentó una caída de entre el 30% y el 70% en las alertas de colisión frontal, de salida involuntaria de carril y de distancia de seguridad, durante el período de prueba. Como vemos, estas mejoras variaron según el tipo de alerta y la localización de las vías, urbanas o rurales.

Estos cambios, sin duda, indican reducciones en el riesgo de alcances traseros; un aumento del número de conductores que mantienen la distancia de seguridad, así como un aumento en el uso del intermitente  antes de cambiar de carril.

También es interesante observar la alta tasa de aceptación entre los conductores que han probado la alerta de colisión frontal o la de salida involuntaria de carril. De hecho, el 95% de los conductores afirmaron querer mantener el sistema Mobileye  instalado después del estudio.

Acceda al resumen del estudio aquí; o puede descargar el estudio completo, que incluye detalles sobre la metodología y el análisis aquí.