Skip to main content

Prevenir accidentes en ciudad: peatones, ciclistas, vehículos a motor… ¿Cómo lograrlo?

Si bien gestionar una flota en un área urbana puede parecer sencillo y puede llevar a pensar que, circular entre el consabido atasco, coche con coche, es “solo” dar unos frenazos y acelerones y sobrellevar otros inconvenientes y molestias de este tipo, podemos afirmar que, en cierto modo, la ciudad puede ser más peligrosa que una autopista.

De hecho, según datos de 2017 de la Dirección General de Tráfico, ya casi la mitad del total de las víctimas mortales (el 46%) pertenece al grupo de usuarios vulnerables (408 en ciudad, del total de 837 vulnerables fallecidos)  y el 80% de los fallecidos en áreas urbanas son, precisamente, peatones, ciclistas y motoristas.

Entonces, como gestor de flota, ¿qué se puede hacer para ayudar a los conductores a circular con seguridad y sortear los peligros característicos de las vías urbanas?

  1. Proporcionar un buen GPS.- Visualicemos todas las posibles situaciones de peligro, en que pueden encontrarse los conductores, simplemente, por no saber a dónde se dirigen: desde frenadas bruscas, en el útimo momento, ante un giro para el que no estaban preparados, por no saltarse la calle a la que se dirigen; hasta meterse por una vía de sentido contrario… Resulta obvio que todo esto puede mejorar, sustancialmente, con un buen sistema GPS, sin olvidar que, además, permite a los conductores concentrarse en la carretera y no en la navegación.
  2. Previsión meteorológica: por supuesto, las condiciones meteorológicas influyen en cualquier caso, pero en las zonas urbanas hay muchos más obstáculos: peatones, ciclistas, furgonetas de reparto, etc. Esto convierte en algo de vital importancia prestar la atención necesaria al efecto meteorológico y a la distancia de frenado y, aquí, un buen sistema de prevención de accidentes y de detección de ángulos muertes (como veremos en el punto 5 de este artículo) puede suponer un enorme paso  para resolver estos desafíos.
  3. Control de la fatiga: el cansancio, el sueño o la fatiga se suelen asociar como causa de accidente con los largos recorridos por carretera, pero la conducción urbana también se ve gravemente afectada por estos factores. Un estudio sueco sobre conductores de autobuses urbanos, publicado en 2016, mostró que el 19% de estos profesionales reconocía que luchaba por mantenerse despierto hasta dos o tres veces por semana, mientras conducía, y casi la mitad de estos conductores tenía que luchar contra la somnolencia entre dos y cuatro veces al mes. Esta realidad hace aún más difícil lidiar con la detección de ángulos muertos (ver punto 4, a continuación).
  4.  Capacitación sobre detección de ángulos muertos: los vehículos grandes, como son los autobuses urbanos, tienden a crear ángulos muertos más amplios y es fundamental que los conductores profesionales estén debidamente capacitados para manejarlos. Esto cobra especial importancia cuando los autobuses recorren vías urbanas, sobre todo si visualizamos la frecuencia con la que los ciclistas adelantan a los autobuses por la derecha, atravesando justo esos peliggrosos ángulos muertos que tiene dicho vehículo. Con respecto a los giros a la izquierda, cabe destacar que también se crean situaciones muy peligrosas cuando el pilar A del autobús crea un ángulo muerto, que deja oculto a los peatones, y, cuando entra en el ángulo de vision del conductor, ya es demasiado tarde.
  5. Instalar un sistema de prevención de accidentes: un sistema adecuado, como Mobileye Shield+, para evitar siniestros, puede marcar la diferencia a la hora de abordar muchos de los problemas mencionados. El sistema ofrece cinco funciones de seguridad, entre ellas, una alerta de distancia de seguridad y monitoreo, que ayuda a los conductores a mantener una correcta distancia de seguridad con el vehículo de delante. Tanto las alertas visuales como las sonoras están diseñadas para captar la atención de los conductores, en esos segundos vitales, antes de que el siniestro se produzca. Y tal vez más importante aún es que, el sistema de detección de peatones integrado en Mobileye Shield + ™, monitorea y controla, constantemente, los ángulos muertos de un vehículo y la trayectoria a recorrer, señalizando los peatones y/o ciclistas que entran en estas zonas peligrosas del vehículo e ignorando los objetos inanimados, para evitar falsas alarmas.

Un estudio piloto (study), realizado por el Washington State Transit Insurance Pool (Grupo de Seguros de Tráfico del Estado de Washington), demostró que ninguno de los autobuses equipados con la tecnología Mobileye Shield + ™ se vio involucrado en atropellos a peatones o ciclistas, en comparación con los 284 percances sufridos por autobuses no equipados con este sistema de prevención de accidentes. No solo eso, sino que los conductores de los autobuses equipados con Mobileye Shield + ™ mostraron una notable mejoría en los hábitos de conducción. Después de este estudio, tres de las agencias de tráfico involucradas se decidieron por mantener Mobileye Shield + ™, tras el periodo de prueba. Más allá, el Ayuntamiento de Barcelona tomó nota de los resultados de este estudio y equipó, también, algunos de sus vehículos municipales con sistemas de prevención de colisión Mobileye.

Descubra cómo funcionan estos sistemas de detección de ángulos muertos y protección de usuarios vulnerables con la tecnología Mobileye Shield+