Skip to main content

Por qué los gerentes actualizan sus flotas con tecnología de prevención de accidentes

Los Gerentes de flota se encuentran en una difícil tesitura para cumplir dos de sus más importantes objetivos: mantener seguros a sus conductores y, al tiempo, hacer funcionar su flota con la máxima eficiencia, todo ello con un presupuesto ajustado. Para lograr el equilibrio, en este juego de malabares, una buena solución es la implementación de sistemas avanzados de asistencia a la conducción (ADAS) o sistemas anticolisión, en vehículos de flota.

La mayoría de los gestores ven en esta nueva tecnología avanzada un método excelente para proteger a sus conductores y reducir el tiempo en que los vehículos quedan inoperativos. Pero, muchos de ellos, caen en el error de suponer que deben esperar hasta adquirir vehículos nuevos y costosos, para poder beneficiarse de estas tecnologías; una suposición infundada, que, en más de un sentido, puede resultar muy cara.

En las últimas dos décadas, la experiencia ha demostrado que los ADAS, con prestaciones tales como la alerta de colisión frontal; alerta de cambio involuntario de carril y la alerta de atropello a peatones, funcionan. Hay estudios que demuestran que si se generalizara el uso de estos sistemas anticolisión, podría reducirse un 30% la cifra de accidentes.

Y estos estudios quedan, además, firmemente respaldados por nuestra propia experiencia de campo. Un ejemplo es el de Winslow Construction Group, en Australia, un operador que cuenta con una gran flota de vehículos, y cuyos responsables estaban preocupados por la creciente cifra de siniestros, entre sus conductores. Decidieron, recientemente, llevar a cabo un proyecto piloto, en 60 de sus vehículos, utilizando los sistemas de prevención de accidentes de Mobileye. Durante dicho proyecto piloto, ninguno de sus vehículos equipados con la tecnolgía Mobileye sufrió un solo accidente.

Pero, sin duda, la mejor de las noticias para los gerentes de flota, es que este piloto no implicó la compra de ningún vehículo nuevo. Esta sustancial mejora se logró instalando los sistemas de prevención de accidentes en los vehículos con más años, por menos de 1.000 dólares (860€ aprox.) cada uno, sin duda, una pequeña fracción de lo que cuestan los vehículos nuevos. Esto significa no solo aumentar la seguridad del conductor, un objetivo ya digno por sí solo, sino también aumentar el retorno de la inversión (Return on Investment, ROI por sus siglas en inglés), resultante de agregar tecnología de seguridad vial a los vehículos, que ya forman parte de las flotas.

Dicho ROI * realmente destaca cuando se tiene en cuenta que el  US Department of Transportation (Departamento de Transporte de EE. UU.) estima que una simple colisión trasera cuesta a la flota 16,700$ en daños, la pérdida de productividad, etc. O dicho de otro modo, suponiendo que este cálculo sea correcto, solo el ahorro evitando dicha colisión, podría costear la actualización y acondicionamiento de aproximadamente 17 vehículos con esta tecnología.

Si nos centramos en España, según la OCDE, los costes de los accidentes de tráfico significan pérdidas económicas por valor de 9.640 millones de euros al año. Un siniestro, por leve que sea, provoca pérdidas de productividad a las flotas de empresas y en España son, precisamente, los vehículos dedicados a actividades laborales los que más sufren la siniestralidad; los accidentes “in itinere” por accidente de tráfico causan más de 49.000 bajas al año. Si solo analizamos el aspecto económico –olvidando la parte humana y social- un accidente provoca serios gastos y trastoca el orden y el plan establecido: desde gastos de reparación, pérdidas de cargas y clientes, incremento de las primas del seguro, pérdida de unidades de la flota y, por tanto, de productividad, reorganización de las rutas, etc.

Cabe destacar también aquí, para aquellos gerentes de flota a quienes les asalte la duda, que adaptar los vehículos con la tecnología Mobileye no implica renunciar a su compromiso con la tecnología punta; el mismo equipo de Mobileye que desarrolla los sistemas ADAS para más de 25 fabricantes de automóviles líderes en el mundo, es el que desarrolla la tecnología de prevención de accidentes para actualizar una flota ya constituida.

Descubra la mejor opción para su empresa en la página Web de Mobileye .

 

*Por ROI nos referimos al ahorro mediante el uso de tecnología Mobileye, dividido entre el coste de dicha tecnología Mobileye, expresado como un porcentaje, donde el 100% es igual al punto de equilibrio financiero.